Saltar al contenido
Con unicornios

¿Existen los unicornios?

Los amantes de los unicornios lo tenemos claro; sí que existen los unicornios. Al menos en nuestros corazones, claro. A todos nos gustaría que nuestro animal favorito fuera tan real como puede serlo un gato o un perro pero, por desgracia, parece que no es así.

Si te gusta esta web es porque amas los unicornios y te gustaría que existieran. Por eso vamos a explicarte cual es su origen y porque hay gente que cree que sí que existen los unicornios en la vida real aunque otros opinen que son solo parte de la mitología.

Origen de los unicornios

Aunque las primeras descripciones de unicornios en la vida real se remontan a la civilización del Indo hace más de 4.000 años, los unicornios no aparecen en la mitología occidental hasta que los describe un erudito griego. En esos textos se describe como un animal solitario con un largo cuerno sobre la nariz que puede servir como antídoto contra venenos si logras capturarlo.

En la edad media no se ponían de acuerdo sobre su aspecto (¡normal! todavía no habían visto ninguno) así que algunos filósofos empezaron a dudar de su existencia pero al final acabaron poniéndose de acuerdo en que un unicornio era una especie de caballo blanco mágico con un cuerno en el centro de la frente.

Existen los unicornios en otras culturas?

No solo los europeos creían en su existencia. En otros países también soñaban con estos animales mágicos.

Mundo musulmán

Los unicornios existen en la mitología musulmana. Los árabes creían en el karkadann, un animal parecido a un búfalo de piel negra y con escamas, con cola corta y ojos bajos con un cuerno encima de la nariz que se acaba doblando. También tenía propiedades medicinales. Si te fijas esa descripción coincide con la de un rinoceronte.

También tenían al shâd’havâr que vivía en el país de Rüm (Imperio Bizantino, la actual Turquía) que tenía un cuerno con 42 (ni una más ni una menos) puntas huecas que, cuando el viento pasaba por ellas, producían un sonido agradable que hacía que el resto de animales se sentaran alrededor de él y lo escucharan.

Por último podemos hablar del al-mi’raj un animal con forma de conejo, pelo amarillo y un solo cuerno, de color negro, que nace de su cabeza, y que viviría en una isla misteriosa en el océano índico. No se a tú pero a mí ¡me encantaría tener uno de estos preciosos conejos unicornios!

China

Nuestros amigos chinos también amaban a los unicornios. China es un país de variadas y fantásticas creencias por lo que es normal que los unicornios en la mitología china fueran comunes. En su caso tenían un animal mitológico llamado qilin, que era un cuadrúpedo apacible con un cuerno corto parecido a una jirafa que normalmente se ha pensado que fuera un unicornio verdadero aunque a veces se representaba con dos cuernos.

También estaba el xiezhi aunque en este caso no era un pacífico y amable animal sino una bestia fuerte con un solo cuerno que además distinguía a los inocentes de los culpables y castigaba a estos últimos. Menos mal que no lo tienes en casa porque sino tu madre se aprovecharía de él para que hicieras tus tareas.

Además, otros animales con un solo cuerno como el huānshū​ el bó,​ el bómǎ​ y el zhēng, aparecen en en el Clásico de las montañas y los mares, un libro muy famoso en China. Así que sí, en la mitología china existen los unicornios.

La India

Antes hemos dicho que la primera aparición de un unicornio fue en una antigua cultura del vale del Indo, en la actual India hace más de 4.000 años. Esta primera imagen encontrada es un sello donde se representa un unicornio como una especie de buey con uno único cuerno en la cabeza ancho al principio que se va haciendo más estrecho hacia la punta y que se dobla en forma de letra ese.

Grecia

La primera noticia escrita sobre un unicornio fue obra del historiador griego Ctesias de Cnido que habló en un libro sobre las flores, plantas y animales de la india. Según él, el unicornio era una especie de burro salvaje del tamaño de un caballo con el cuerpo blanco, cabeza púrpura, ojos azules con un cuerno en la frente de unos 30 centímetros de largo afilado arriba, brillante de tres colores: blanco en la base, negro en el medio y rojo en la punta. No se a vosotros pero a mí me parece una auténtica monada. Además, resulta que era más fuerte y rápido que cualquier otro animal por lo que era muy difícil de cazar. No me esperaba yo menos de mi animal favorito.

Existen los unicornios bebé?

Si existen los unicornios está claro que deben existir los unicornios bebés. Serán igual de elegantes y bonitos que los unicornios adultos pero mucho más monos. Por desgracia parece que los unicornios no existen en la vida real por lo que nos tenemos que conformar con una muñeca de unicornio bebé. Yo si pudiera me pediría un bebé llorón unicornio o para el cumpleaños ya que son adorables.

​Existen los unicornios en la vida real?

Tengo que admitirlo, tal vez no existan los unicornios en la vida real. De todas maneras la naturaleza es tan sabia que nos ofrece unos cuantos animales que, sin sr tan hermosos como los unicornios, sí que son una pasada y se parecen bastante a ellos. Vamos a ver cuales son.

Rinoceronte

Todos conocemos a los rinocerontes. No se parecen mucho a los gráciles unicornios ya que son bastante más rechonchos pero lo que pierden de velocidad y elegancia lo ganan en seguridad y fuerza. Hay varias especies de rinocerontes entre los cuales están el de Sumatra, el Indio, (cuyo nombre científico es Rhinoceros unicornis , que casualidad), el de Java, el blanco y el negro pero todos están en peligro de extinción así que debemos de cuidar más el medio ambiente para conseguir que no desaparezcan.

Es posible que gran parte de las leyendas sobre los unicornios fueran creadas por personas que vieron por primera vez un unicornio y se quedaron asombrados por su tamaño y belleza. En el libro En busca del unicornio se cuentan las aventuras de un caballero español del siglo XV que es enviado por su rey a África en busca del unicornio para obtener la medicina que lo cure. Es un libro muy divertido con una increíble cantidad de historias fantásticas.

Mamá rinoceronte y su cría
Me encanta como la cría de rinoceronte sigue a su mamá

Antílope

Los antílopes, gacelas y demás tienen dos cuernos pero la verdad es que si los ves de lejos y con miedo puede parecer que tengan uno. Así que es probable que la primera persona que creyó ver un unicornio estuviera viendo realmente un Oryx, Eland o Saola. Si existen los unicornios es fácil que sean un antílope. En especial el Oryx es el animal que más fácil puede ser confundido con un unicornio puesto que es igual de elegante y bonito que él. ¿No te parece?

Bebé oryx
El oryx bebé es aún más bonito que el adulto

Narval

Siempre que se habla de los unicornios nos referimos a tierra firme, pero la realidad es que en el mar podemos encontrar a un auténtico unicornio. Este pariente de las orcas y delfines además de vivir debajo del agua tiene un enorme cuerno en su nariz que llega a medir hasta dos metros de largo. Vale que es un diente y no un cuerno pero el aspecto es lo que importa. No se a vosotros pero a mí me encanta y podemos decir que existen los unicornios aunque sea en el océano.

Vale,no es tan bonito pero a mí me gusta

Existieron los unicornios alguna vez?

¡Sí, los unicornios existieron! Los científicos han encontrado la respuesta aunque no es como nos lo creíamos. Hace 300.000 años existió un animal llamado Elasmotherium sibiricum que significa bestia de la llanura siberiana (que también es un nombre muy bonito) que era una especie de rinoceronte de piernas largas y un único cuerno de hasta dos metros.

Unicornio siberiano en el bosque
Seguro que vivía tranquilo en el bosque

Ese cuerno era muy grueso ya que realmente era el resultado de la fusión de los dos cuernos típicos de un rinoceronte. Medía unos dos metros de altura y pesaba hasta cuatro toneladas, casi tanto como los elefantes, así que debía de dar mucho miedo cuando se enfadaba.

El unicornio siberiano se extinguió hace unos 30.000 años por lo que llegó a convivir con los primeros seres humanos por lo que es posible que el mito del unicornio fuera creado por esos seres humanos primitivos que sin duda vivían atemorizados al cruzarse con uno de estos unicornios. Por ello crearon leyendas y canciones que hablaban del unicornio siberiano que fueron pasando de generación en generación hasta que fueron olvidadas pero que perduraron en la imaginación colectiva de todos los seres humanos.

Dos personas sujetando a un unicornio siberiano
Es grande ¿no?

Otra posibilidad es que alguna tribu de homo sapiens más modernos que no vieron nunca un elasmotherium vivo encontraran algún fósil suyo y se asombraran de lo magnífico y elegante que parecía su cuerno de dos metros soñando en como podía ser el animal que lo llevara en su frente.

Vale, no es exactamente como nos gustaría que fuera pero, la verdad es que prefiero que hayan existido los unicornios aunque sean unas bestias peludas. Y si además piensas que vivieron junto a los mamuts aún es más increíble.

Un unicornio siberiano y un mamut
¿Cual te gusta más?

Si no existen los unicornios ¿qué podemos hacer?

Tienes que seguir con tu pasión. A tí te encantan los unicornios como a otros les gusta la guerra de las galaxias o los superhéroes y ninguna de esas cosas existen.Así que no te avergüences y disfruta de tu pasión con los unicornios dibujándolos, llevándolos en tus camisetas o pegándolos en las paredes de tu casa, después de pedirles permiso a tus padres, claro 😀